Javier Collado

Dobuss

A.S. Un examen de sangre experimental identifica con precisión a las personas que tienen, o no, la enfermedad celíaca, incluso si siguen dietas sin gluten, según  investigadores de la Universidad de Oslo (Noruega).

Los dos principales análisis de sangre utilizados para detectar la enfermedad celíaca se basan en la detección de una respuesta inmune al gluten, pero esa respuesta inmune desaparece gradualmente en las personas que evitan el gluten.

«Desafortunadamente, muchas personas con sensibilidad al gluten necesitan recurrir a pruebas médicas para la exclusión de la enfermedad celíaca», dijo el autor principal del estudio, Vikas K. Sarna, del Hospital de la Universidad de Oslo en Noruega.

«En tales casos, las directrices recomiendan realizar un test de consumo de gluten que implica el consumo diario de gluten durante un periodo máximo de ocho semanas, seguido de un procedimiento endoscópico para una biopsia tomada del intestino delgado (duodeno). Nuestra prueba de sangre puede reemplazar ese test de gluten y la biopsia duodenal «.

La nueva prueba está diseñada para detectar células inmunitarias en una muestra de sangre que están específicamente dirigidas a las proteínas del gluten, incluso cuando el individuo no ha estado expuesto recientemente al gluten.

El equipo de Sarna aplicó su prueba en 62 pacientes con enfermedad celíaca y 19 individuos sin enfermedad celíaca que estaban en una dieta sin gluten, 10 pacientes con enfermedad celíaca que estaban comiendo alimentos con gluten y 52 individuos sanos siguiendo una dieta normal. También utilizaron las pruebas celíacas disponibles actualmente en estos participantes para la comparación.

Las pruebas anteriores detectaron la enfermedad celíaca en nueve de cada 10 pacientes que no estaban en una dieta sin gluten, pero en solo cuatro de los 62 pacientes que habían seguido una dieta libre de gluten.

La nueva prueba, en comparación, tiene una precisión del 96% para distinguir a los pacientes con enfermedad celíaca de las personas que no tenían la enfermedad celíaca pero seguían las dietas sin gluten. Fue un 95% exacto para distinguir a los pacientes con enfermedad celíaca que estaban comiendo alimentos que contienen gluten de individuos sanos siguiendo una dieta normal, informaron los investigadores el 13 de noviembre en línea en Gastroenterology.

«Calculamos que nuestra prueba es más fuerte para excluir en lugar de confirmar el diagnóstico de enfermedad celíaca en personas sensibles al gluten», dijo Sarna.

«Aunque necesitamos más investigación en este campo, proponemos que la prueba se use para excluir la enfermedad celíaca en personas con una dieta libre de gluten», señaló a Reuters Health.

«Es importante indicar que esta prueba aún no está disponible para uso comercial, aunque hay una gran demanda de una prueba de enfermedad celíaca que se pueda aplicar a las personas que ya están en una dieta libre de gluten», dijo Sarna.

«Espero que los resultados prometedores de nuestro estudio puedan iniciar iniciativas comerciales junto con más investigaciones, para permitir que esta prueba se use en el público en general en el futuro cercano».

Varios miembros del equipo de investigación han solicitado una patente sobre esta tecnología de prueba. El ensayo clínico del estudio actual fue financiado por el Consejo de Investigación de Noruega, según los autores.