Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. La Guardia Civil ha localizado a la mujer de unos 50 años a la que investiga por supuestas lesiones por imprudencia al derramar desatascador industrial en un asiento de un autobús de línea de Madrid, que provocó quemaduras a dos pasajeros que se sentaron en el mismo.

La mujer se encuentra en libertad, en situación de investigada, por supuestas lesiones por imprudencia y a disposición de lo que determine en su momento el Juzgado que se encargue del asunto. Las investigaciones comenzaron a raíz de las denuncias formuladas los pasados días 11 y 12 por un menor y una mujer que sufrieron quemaduras de las que tuvieron que ser intervenidos en un centro hospitalario al sentarse en el asiento.

Los agentes examinaron las cámaras de seguridad de la empresa de transporte de esos días y vieron a una mujer manipular una bolsa en el asiento, ha informado la Guardia Civil. Cuando la mujer, que suele viajar en este autobús, fue localizada reconoció que llevaba desatascador industrial en una botella de plástico que al parecer resulto corroída por el ácido de tal forma que el líquido se derramó en el asiento, pero aseguró que de forma involuntaria y que no se había enterado de las consecuencias, por lo que se encuentra muy deprimida por lo ocurrido.