Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. El pasado 22 de diciembre se celebró el sorteo de la Lotería de Navidad en toda España. Grandiosa fue la sorpresa que se llevó una vecina de Pontevedra cuando fue a buscar su boleto comprado en Santander.

Durante unas vacaciones por el País Vasco y Cantabria compró unos boletos de la Lotería de Navidad pero cuando regresó a casa se dio cuenta de que le habían dado un décimo de más por error. El que compró en Santander venía con otro boleto pegado.

La mujer no lo dudo y se puso en contacto con la administración en la que había adquirido los décimos.  «Les pregunté si les faltaba un décimo y me dijeron que sí. Como no iba a ir allí a devolverlo y enviárselo era un lío, les dije que me mandaran un número de cuenta y yo les ingresaba los 20 euros», relata a un medio de comunicación de Galicia.

El «karma» le devolvió el honesto gesto el pasado 22 de diciembre, el boleto que había llegado a sus manos por error estaba premiado con el segundo premio del sorteo extraordinario de Navidad. 

La pontevedresa asegura que se puso en el lugar de los loteros, «perder el décimo seguro que les generó un problema y a mí me gustaría que me lo devolviesen». «El chico que me vendió el décimo me lo agradeció mucho, me dijo que es algo que no suele hacer nadie», afirma.