Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Jordi Riba, investigador del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, una de las 25 personas más influyentes en el futuro de la ciencia según la revista Rolling StoneEl barcelonés ha conseguido hacerse hueco entre personalidades como Elon Musk (impulsor de Tesla, PayPal, Space X  y Solar City) gracias a sus investigaciones sobre sustancias psicoactivas como la ayahuasca y sus beneficios para la salud neurológica.

La ayahuasca es un brebaje tomado por tribus indígenas del Amazonas desde tiempos inmemoriales. Riba, del grupo de investigación en Neuropsicofarmacología Humana del Instituto de Investigación Biomédica Sant Pau (IIB Sant Pau),  ha pasado dos décadas investigando los procesos neuroquímicos detrás de la ayahuasca, un alucinógeno vegetal del Amazonas famoso por sus elaboradas visiones y estados emocionales intensos.

Identificó posibles cambios estructurales en los cerebros de los bebedores de ayahuasca a largo plazo, específicamente un adelgazamiento medible de la corteza cingulada posterior, una región del cerebro asociada con el ego. Aún más notable es que el año pasado descubrió que la ayahuasca, rica en compuestos conocidos como «alcaloides harmala», puede promover la creación de nuevas células cerebrales.

Si la potencia de estos alcaloides se puede ampliar, él cree que podrían proporcionar avances en una variedad de afecciones neurológicas actualmente no tratables, como la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer.