Imagen: Mundo Deportivo.

Supermercados Piedra

Dobuss

Carmen Paz. Un grupo de psicólogos y monitores voluntarios, ofrece un programa de surf terapéutico gratuito para niños con Trastorno del Espectro Autista (TEA) en la playa de Aiguadolç en Sitges (Barcelona).
«Intentamos que, a través del grupo, el entorno y el vínculo con el monitor, estos niños puedan mejorar su nivel de autoestima, psicomotricidad y habilidades sociales. Intentamos que se relacionen con los demás niños del grupo», ha explicado el psicólogo y presidente de Més que Surf, Adrián Esteve.
El objetivo de esta iniciativa, en la que han participado niños desde 3 a 18 años, es que, además de hacer surf, hagan talleres de habilidades sociales y «mejoren con objetivos individualizados», ya que, según ha apuntado Esteve, «siempre hay un monitor por cada niño».
El programa, en el que colaboran alrededor de 30 monitores, se desarrolla durante dos horas, todos los domingos, en un periodo de dos meses. Esta actividad pretende conseguir una mejora psicológica en todos los niños, a través de la implicación «imprescindible» de todos los actores: padres, niños y monitores.
Para garantizar la continuidad del proyecto y que no existan barreras económicas para las familias, la asociación ha lanzado una campaña de crowdfunding en la plataforma Gofundme, con el objetivo de recaudar fondos para cubrir los gastos, de manera que el mayor número de niños con TEA puedan acceder a la próxima edición del programa.
«El año pasado tuvimos 24 niños, la idea es que más niños puedan acceder, porque tenemos una lista de espera de 150 o 200 niños. Queremos más de 35 niños y que siga siendo un formato terapéutico y no únicamente una actividad recreativa», ha comentado el presidente de la organización.