Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. El juguete más vendido en España es un homenaje a los 1.400 niños que cada año son diagnosticados de cáncer en nuestro país. Son los Baby Pelones, unos pequeños muñecos que, al igual que muchos de sus destinatarios, han perdido el pelo a causa de la quimioterapia. Fueron creados hace cuatro años por la Fundación Juegaterapia con la idea de que pudieran acompañar a los niños enfermos en sus largas estancias en los hospitales.

Según el ranking realizado por NPD Group, empresa de investigación de mercados, los Baby Pelones ocupan la segunda posición del ‘Top 10 de los  juguetes más vendidos en noviembre de 2017’. Dato positivo a tener en cuenta este jueves 21 de diciembre, que se celebra el Día Nacional del Cáncer Infantil, ya que son el único producto solidario que se cuela en esta lista y que desbanca a otros juguetes de marcas muy conocidas como Famosa, Playmobil o Giochi Preziosi.

Los Baby Pelones nacieron en 2015 en homenaje a todos los niños que sufren cáncer y que reciben quimioterapia. Estos muñecos no tienen pelo y llevan la cabeza cubierta por pañuelos diseñados por famosos ‘amigos’ de la Fundación Juegaterapia como son David Bisbal, Alejandro Sanz, Elsa Pataky, Rossy de Palma o Paula Echevarria, entre otros. Su fin es solidario ya que todos los beneficios de sus ventas se destinan a la investigación contra el cáncer o para el desarrollo de proyectos como la construcción de jardines en azoteas de diferentes hospitales españoles.