Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Andalucía afianza los derechos de la comunidad LGBTI después de que todos los grupos del Parlamento andaluz hayan apoyado por unanimidad la proposición de ley presentada por el PSOE, Podemos e IU para garantizar la igualdad de trato y no discriminación de este colectivo.

Entre las novedades, el texto incluye a las familias monoparentales en su regulación al tiempo que establece la creación del Consejo Andaluz de Participación del colectivo LGBTI. Un órgano de consulta, asesoramiento, representación y participación que se encargará, entre otras funciones, de evaluar el desarrollo de las políticas en la materia y de elaborar un informe anual.

Asimismo, ante cualquier intento de discriminación, el cuerpo jurídico también incluye un régimen sancionador para reparar a las víctimas. Se distingue entre infracciones leves, graves y muy graves, con multas de hasta 120.000 euros y que irán acompañadas de la prohibición de acceder a cualquier tipo de ayuda pública.

En el ámbito sanitario se incorporan los derechos de los menores transexuales ya recogidos en el Proceso Asistencial Integrado que Salud desarrolla desde enero. Respecto a los menores intersexuales, el sistema sanitario público velará para que las prácticas de modificación genital en recién nacidos no atiendan únicamente a criterios quirúrgicos.

En cuanto a la inserción social, la ley establece medidas dirigidas a víctimas de violencia y a personas en situación o riesgo de vulnerabilidad y exclusión social, además de otras específicas de apoyo y mediación a menores y jóvenes.

En materia educativa, se refuerzan las medidas de lucha contra el acoso escolar por motivos de orientación o diversidad sexual. Mientras que el campo laboral, se incorporan criterios de igualdad de oportunidades en las convocatorias de ayudas y subvenciones de fomento del empleo.