Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. El juez José Castro ha recibido el homenaje de compañeros jueces, fiscales, funcionarios y demás trabajadores de la sede judicial de Palma de Mallorca en la que venía realizando su trabajo hasta hoy, día de su jubilación.

Mañana 20 de diciembre cumplirá 72 años de edad y de forma obligada pone broche de oro a una carrera intensa, profesional, vocacional, de la que desafortunadamente, bajo su punto de vista, será recordado por ser el Juez del Caso Nóos, que implicaba a Iñaki Urdangarín y su esposa, la Infanta Cristina.

El magistrado ha dirigido el juzgado de instrucción número 3 de Palma en los últimos 27 años después de trabajar a lo largo de su trayectoria en diversas ciudades hasta su destino definitivo en la ciudad balear.

El homenaje ha sorprendido al juez, que emocionado ha comentado: «No estaba preparado para esto», agradecido a todos los compañeros que han querido acompañarle en un momento tan especial.
Su ultimo día ha sido uno más de su carrera, desarrollándose con absoluta normalidad, y en el que tenía programados tres juicios, de los que sólo se ha celebrado uno, relativo a un delito leve por hurto en una gran superficie comercial de la isla.