Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Partido disputado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos (Almería), correspondiente a la jornada 19 de la Liga 1/2/3 ante 5.166 espectadores.

Alineaciones:

U.D. Almería: René; Motta, Owona, Morcillo, Nano; Mandi (Verza, min. 64), Joaquín, Álex Corredera (Pervis Estupiñán, min. 71), Gaspar; Pozo y Juan Muñoz (Trujillo, min. 89).

Córdoba C.F.: Kieszek; Fernández (Jovanovic, min. 74), Caro, Edu Ramos, Joao Afonso; Javi Lara, Aguza (Jona, min. 87), Caballero, Javi Galán, Alfaro (Markovic, min. 83); y Sergi Guardiola.

Gol: 1-0; min. 85: Motta.

Un gol de Marco Motta a cinco minutos del final dio los tres puntos al Almería frente al Córdoba, que continúa en la última posición de la Liga 1|2|3, y que ya no solo lucha contra lo deportivo sino también contra lo psicológico.

Porque el Córdoba C.F., a pesar de presentarse en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo como colista de la categoría, llevó el peso del partido durante la primera mitad frente a la U.D Almería y dominó, creó ocasiones pero fue incapaz de hacer gol en la portería rival, lo que hubiera sido de justicia visto lo visto.

Hasta el minuto diez de la reanudación la U.D. Almería no dio un paso  adelante, con dos internadas consecutivas de Nano por la izquierda, pero ni Juan Muñoz, primero, ni Álex Corredera, a continuación, acertaron a rematar entre los tres palos.

El Córdoba C.F. intentó responder con un par de aproximaciones, una de ellas concluida con disparo de Aguza a las manos del guardameta René, teniendo la U.D Almería una buena ocasión por parte de Juan Muñoz, que no pudo batir a Pawel Kieszek tras un buen pase de Pozo.

Pero como viene siendo demasiado habitual en el Córdoba C.F., cuando el empate parecía seguro, Motta le dio los tres puntos al Almería al rematar en el segundo palo un córner botado por Verza, en el minuto 85.

Nuevo mazazo para el equipo cordobesista y sus aficionados, que ven cómo pasan las jornadas, y ni los cambios de entrenador, ni de sistema logran girar la trayectoria negativa.

Además, incluso cuando el equipo domina, pone ganas y más actitud, es doblegado fácilmente y superado en los últimos tramos de los encuentros.