Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha destacado este viernes que la decisión del Consejo de Ministros de declarar Obligación de Servicio Público el Cercanías de Córdoba es «muy positiva», por lo que supone para «la puesta en marcha del proyecto a la mayor brevedad», así como para «articular el transporte metropolitano moderno y vertebrar el área territorial de la capital».

Isabel Ambrosio ha reconocido «la sensibilidad» del Ministerio de Fomento hacia las demandas de la ciudad, así como «el hecho de colocarla en el mismo plano de otras ciudades como Sevilla o Málaga, que desde hace tiempo reciben el mismo trato del que ahora de beneficiará Córdoba».

Según la alcaldesa, la decisión del Consejo de Ministros, además de «garantizar la viabilidad económica» del servicio, «permite su puesta en marcha a la mayor brevedad, después del amplio proceso de participación ciudadana a que ha sido sometido».

Con este acuerdo, Ambrosio entiende que «se da un respaldo a este eje de transporte, así como la traslación a la intermodalidad de una vía férrea que conectaba la ciudad y que con su ampliación va a mejorar las condiciones de movilidad de toda la ciudadanía, a través del recorrido previsto entre las estaciones de Villarrubia-El Higuerón-Córdoba-Rabanales-Alcolea».

Mientras, la regidora ha recordado que «hay que seguir avanzando en el concepto del Cercanías que en su diseño más ambicioso debería comunicar todo el eje del Guadalquivir desde Villa del Río a Palma del Río», pero que «de forma inmediata debe poner en marcha las dos estaciones comprometidas por el Gobierno y fundamentales para la movilidad urbana, como son las del Parque Joyero y la de la Avenida de la Igualdad-Chinales-Fátima».

Entretanto, la alcaldesa ha hecho un reconocimiento público a todas las personas e instituciones que han hecho posible llegar a este momento, «tanto al grupo municipal del PP, por las gestiones realizadas en el entorno del Ministerio de Fomento, como a Renfe y Adif, y la Subdelegación del Gobierno, además de a la Junta de Andalucía, Diputación Provincial y Universidad de Córdoba, quienes desde el primer momento mostraron su voluntad de sacar adelante este proyecto».