Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Carmen Paz. El entrenador del Sevilla, el argentino Eduardo Berizzo, quien el pasado 28 de noviembre fue operado de un adenocarcinoma de próstata, volvió este viernes a dirigir a su equipo desde el banquillo en el partido que se disputó en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante el Levante.

Berizzo dio este viernes la charla técnica a sus jugadores y dirigió en la ciudad deportiva el entrenamiento de horas antes del choque con la intención de sentarse en el banquillo sevillista, lo que hizo.

El argentino, tras la sesión preparatoria, se trasladó junto a su equipo al hotel de concentración, en el que fue recibido por el presidente de la entidad, José Castro, y el director deportivo, Óscar Arias, y después ya con la expedición al estadio para encuentro.

Berizzo, que fue recibido con muchos aplausos e innumerables muestras de cariño, dirigió su último partido en el Sánchez Pizjuán el pasado 21 de noviembre ante el Liverpool inglés en la Liga de Campeones y al día siguiente se anunció su enfermedad.

Pese a ello también dirigió al equipo al siguiente fin de semana en Villarreal, para ya dejarle el sitio después a su segundo entrenador, el también argentino Ernesto Marcucci, en el partido de Copa de Rey ante el Cartagena, en el de LaLiga frente al Deportivo, en el de la ‘Champions’ en Maribor (Eslovenia) y en el del pasado sábado en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid.