Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Para celebrar el día del bebé prematuro, muchas madres han mostrado las fotos del antes y del después de sus bebés para dar esperanza a los padres que estén pasando por ellos. Ahora estos bebés están sanos y fuertes y así lo han demostrado sus madres a un medio de Estados Unidos.

Haley Lundsten muestra a su hijo Emmet. «Nació justo a las 30 semanas y pesó menos de 1 kilo y medio. Su pulmón colapsó poco después de nacer, estuvo intubado durante una semana más o menos. Estuvo en el hospital durante aproximadamente dos meses. ¡Ahora tiene 3 años y ya no hay nada prematuro en él!»

 

Meighan Zieske demuestra que su hija Norah de 10 meses está de maravilla: «nació el 15 de enero de 2017 con 35 semanas. Un mes después de nacer, dejó de respirar por sí sola. Tuvieron que tratarla con CPAP (terapia de presión respiratoria positiva continua) y la intubaron hasta que pudo volver a respirar.»

 

Brenna Flannery nos presenta a Calvin, «nació prematuramente a las 26 semanas. Cunado llegó a casa pesaba kilo y medio. Ahora tiene  10 meses y pesa 6 kilos.»

 

Kim Blasengame explica que su hijo Jace «nació a las 31 semanas y pesó un kilo. Permaneció en la UCI 42 días. Ahora es un niño sano de 4 años, lleno de vida. Tiene autismo y todos los días me enseña  a no rendirme nunca».