Javier Collado

Dobuss

Álvaro Sánchez. Investigadores del grupo de Biotecnología Vegetal del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS), del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Córdoba, han demostrado que un nuevo tipo de trigo sin gluten no tiene efectos adversos para la salud.

El instituto, a través de la Fundación Descubre, ha informado en un comunicado de que los experimentos, acometidos en ratas, evidencian que la nueva variedad cuenta con los mismos aportes nutricionales y comparables características harino-panaderas de elasticidad y resistencia de las que se utilizan hasta el momento.

Por tanto, puede ser una opción alternativa para la elaboración de alimentos dirigidos al colectivo celíaco, por lo que tras los resultados obtenidos en estos trabajos, podrán comenzar los ensayos clínicos que confirmen su utilidad y posibiliten su comercialización.

Según la investigación, las proteínas gliadinas y gluteninas son esenciales para la calidad panificable del trigo, ya que son las causantes de la elasticidad y resistencia de la masa.

Sin embargo, cada vez son más comunes las patologías asociadas a este cereal, como alergias, sensibilidad o celiaquía y cuyo único tratamiento efectivo para las mismas es una dieta libre de gluten durante toda la vida.

Los expertos cordobeses han confirmado, tras los ensayos realizados en ratas alimentadas con una nueva variedad de trigo exenta de gluten, que no existe ninguna contraindicación para su consumo.

Los investigadores detallan en su publicación los estudios realizados en 100 ratas con el mismo número de machos y de hembras divididas en cinco grupos de alimentación distinta sin que exista diferencias entre ellas a nivel nutricional y de desarrollo.

El investigador del IAS Francisco Barro ha indicado que los resultados obtenidos han sido positivos, ya que además de la validez de la nueva variedad y la ausencia de contraindicaciones en su consumo, han podido confirmar que las propiedades nutricionales y de sabor «son similares a las harinas habituales»