Niños de Haití.

Javier Collado

Dobuss

Carmen Paz. El Cabildo Catedral de Córdoba renueva su compromiso con Manos Unidas y apoyará, con una nueva aportación de 25.000 euros, la labor de ayuda, promoción y desarrollo que dicha organización humanitaria lleva a cabo en los países del Tercer Mundo, en este caso para sufragar parte de los gastos generados por la creación de una guardería, que dará cobijo a 200 niños de la población de Crois de Bouquets, en Haití.

De esta forma, según ha informado el Cabildo, respaldará esta intervención de Manos Unidas en uno de los países más pobres del continente americano, y una de las áreas más desfavorecidas del mundo, dónde aún sufren las devastadoras consecuencias del grave terremoto sucedido en el año 2010.

El proyecto engloba la construcción de una guardería, su dotación con material pedagógico y de cocina, así como la contratación de personal cualificado, junto con la puesta en marcha de un programa de becas.

La creación de este nuevo centro de Educación Infantil, que será gestionado por las Hermanas de la Caridad Dominicas de la Presentación, no solo repercutirá en la calidad de la atención, formación y cuidado de estos 200 niños, sino también en sus familias.

Con su contribución en esta iniciativa, el Cabildo Catedral de Córdoba expresa el ejercicio de la caridad como una de sus prioridades y reafirma su compromiso con los más desfavorecidos. A su colaboración con las realidades sociales locales y más cercanas, se suma su implicación en otros proyectos internacionales, desarrollados en Bangassou (República Centroafricana) o en Picota (Perú).