Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción. Picasso nació con una malformación en el hocico y la mandíbula que recordaba a las obras del pintor malagueño. Al ser incapaz de venderlo, su propietario lo llevó a una perrera de California donde ya habían programado su sacrificio.

El cachorro estaba a punto de ser sacrificado hasta que el grupo de Rescate de perros de Luvable lo salvó. La directora del refugio, Liesl Wilhardt, cuenta que Piccaso puede comer por ambos lados de la boca, pero que es «un desastre»comiendo, e indica que también le ocurre cuando bebe agua.

«Nos han inundado las ofertas de personas de todo el país», dijo Luvable Dog Rescue en el sitio a principios de este año. Picasso finalmente ha encontrado un hogar y trabaja como perro de terapia después de haber sido entrenado para ayudar a personas con discapacidades.