Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción. La Policía italiana ha detenido a un hombre de 50 años que tenía secuestrada a una mujer de 29, a la que violaba y torturaba diariamente desde hace una década. La víctima, una mujer rumana, pasó diez años de su vida secuestrada en una ciudad ubicada al sur de ese país europeo.

Todo comenzó en el año 2007 cuando ella, quien tenía sólo 19 años, y se fue a trabajar a la ciudad italiana de Lamezia donde trabajaría para una familia cuidando a una anciana. Sin embargo su pesadilla comenzó cuando la mujer mayor falleció.

En ese instante el hijo de la mujer comenzó a abusar de ella y la mantuvo cautiva en el interior de la vivienda durante 10 largos años. Producto de las continuas violaciones dio a luz a dos hijos a los cuales obligó también a vivir encerrados en el sótano, sin agua, electricidad y usando cajas de cartón como camas.

La policía italiana descubrió este horrendo caso casi por casualidad durante un chequeo rutinario en la carretera y al detener al hombre en su automóvil notaron que trasladaba en la parte trasera a un niño el cual estaba vestido con harapos y en muy malas condiciones por lo que pidieron interrogar a la madre.

Al ir a su casa descubrieron que la señora estaba en peores condiciones que el pequeño, con multitud de heridas producto de que vivía encadenada a una cama durante varios años. La mujer y sus dos hijos fueron rescatados y el hombre detenido y se enfrenta a un proceso judicial.