Mezquita Catedral.

Javier Collado

Dobuss

Álvaro Sánchez.  La arqueóloga española Alexandra Chavarría Arnau ha planteado, en el marco del I Congreso Internacional sobre Cultura Mozárabe, la posibilidad de que bajo la actual Mezquita Catedral de Córdoba haya restos «de lo que sería la primera catedral cristiana del Mediterráneo», según informa Efe.

Con motivo de su participación en dicho congreso que se ha celebrado en Córdoba, esta profesora de Arqueología Medieval de la Universidad de Padua (Italia) ha afirmado que «Córdoba fue la cuna del cristianismo en Hispania» y se ha referido al Obispo Osio, «asesor personal del emperador Constantino desde finales del siglo III hasta principios del IV», como la autoridad que «legalizó la práctica de la religión cristiana».

Por eso, «es indudable que aquí debió construir una catedral y tener un palacio como correspondía a un miembro de la iglesia de tanto calibre en el mediterráneo», ha explicado Chavarría.

Ha lamentado la falta de vestigios que soporten esta teoría «porque no ha habido excavaciones arqueológicas que permitan descubrir estos restos de la primera iglesia catedral episcopal de Córdoba, que estaría bajo lo que hoy es la Mezquita-Catedral».

Su intervención en el congreso, organizado por el Cabildo de la Santa Iglesia Catedral de Córdoba, con la presencia de expertos en la historia, música, liturgia, arqueología y música de los cristianos que vivieron durante la época de Al-Ándalus, ha versado «sobre lo que ocurrió en el pasado islámico de la ciudad» porque «sin conocer el pasado no se puede entender el presente».

En este sentido, la arqueóloga del departamento de Bienes Culturales de la mencionada universidad italiana ha referido «lo interesante» que sería para la ciudad poder corroborar con los restos arqueológicos «cómo el principal lugar de culto de la ciudad lo es desde época cristiana y hasta nuestros días», aunque ha añadido que, a su juicio, «lo que se ha descubierto es suficiente como para atestar la presencia de este primer edificio de culto bajo la mezquita».

También ha admitido que las excavaciones por investigación son difíciles en una ciudad como Córdoba donde «hay tantísimos lugares que tienen que ser excavados de urgencia», si bien ha insistido en el valor que le aportaría a la ciudad si se pudieran hallar más vestigios cristianos, «como los lugares de culto suburbanos de los que poco se conoce pero que se cree que están en el entorno de Cercadillas o del Anfiteatro» de la ciudad.