Guillermo Órtiz Adán y su madre Eva en un ensayo de la obra (EUROPA PRESS/CEDIDA)

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Carmen Paz. Un joven cordobés de 23 años con trastorno del espectro autista (TEA), Guillermo Ortiz Adán, protagonizará la representación de la obra teatral ‘Javier, mi hijo’, que se pondrá en escena este viernes, a partir de las 21,00 horas, en la Peña Cultural Azahara de Córdoba, bajo la dirección de la profesora y directora de la Escuela de Teatro y Cine de Córdoba (ETC), Antonia Jiménez.

Según ha informado la organización en un comunicado, la madre del joven actor autista, Eva Adán, participa también en la obra, junto a un grupo de actrices de muy diferentes edades, desde los 17 a los 70 años, que representarán la adaptación que Antonia Jiménez ha hecho de la obra ‘Olivia y Eugenio’, del escritor peruano Herbert Morote, y que hace tres años protagonizó Concha Velasco en las tablas españolas.

En la pieza original del autor peruano la madre de un joven con síndrome de Down se tiene que enfrentar a un cáncer después de una vida muy dura y decide poner final a su vida y a la de su hijo, pero éste logra que su madre reconsidere su decisión a través de su ternura, de su paciencia y de sus argumentos, convenciendo a su progenitora de la importancia de la vida, de quererse tal y como se es, a pesar de las dificultades.

En la adaptación que ahora se representará, el personaje de Javier es un joven con autismo, como lo es en la vida real el actor que lo interpretará, y su madre estará representada por varias actrices, entre ellas la propia progenitora de Guillermo, que narrarán las distintas etapas de las personas con autismo, desde que sus padres se enfrentan al diagnóstico y pasando por las diferentes metas que hay que ir superando, para lograr que estos niños y jóvenes avancen a nivel de lenguaje, adaptación al medio, relaciones sociales, inserción laboral u otros aspectos.