Gtres.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Carmen Paz. Aunque la tos es un mecanismo de defensa del organismo, que ayuda a prevenir enfermedades, es algo muy molesto. Con la contaminación ambiental que estamos sufriendo, hay cada vez más personas afectadas por la incómoda tos. Por ello, os ofrecemos los 10 mejores remedios caseros y naturales para combatir la tos.

1. Miel con limón o con leche

Existe evidencia científica de que la miel puede ser efectiva en el tratamiento de la tos y la garganta irritada. Se puede tomar directamente o bien mezclar con jugo de limón. También se puede añadir un par de cucharadas de miel a medio vaso de leche.

2. Cebolla
La cebolla cuenta con propiedades expectorantes y antitusivos que combaten la tos. Por ello, un buen remedio contra la tos seca es respirar por las noches unas rodajas.
3. Chocolate puramente negro
El chocolate contiene teobromina, una sustancia cuyo consumo provoca un efecto inhibidor de la tos, incluso más potente que los jarabes con codeína. Por ello, puede ser un buen remedio para curar la tos seca, además de todo una delicia para el paladar.
4. Infusiones de hierbabuena
La hierbabuena contiene mentol, que adelgaza el moco y ayuda a aflojarlo de los pulmones. Por lo que realizar una infusión de esta planta ayuda a aliviar la tos.
5. Vahos y vapores
Tomar vahos y vapores sobre un recipiente de agua caliente o hirviendo y con una toalla en la cabeza incrementa la humedad en el aire y aliviar la garganta seca o irritada por lo que ayuda a calmar en gran medida la tos.
6. Eucalipto y menta
El eucalipto, tiene una acción mucolítica y expectorante que ayuda a despegar la flema acumulada y facilitar su expulsión, siendo un remedio muy efectivo para combatir la tos con flemas. Se puede o bien incluir unas hojas a los vahos y vapores o también realizar una infusión.
7. Té de tomillo
El tomillo es un remedio herbal tradicional para los problemas respiratorios al que también se le puede añadir unas gotas de limón.
8. Jengibre
El jengibre tiene muchas propiedades y se ha utilizado desde la antigüedad por sus propiedades medicinales. Tiene capacidades antistamínicas y descongestionantes. La forma más sencilla de tomarlo es haciendo un té, añadiendo 12 rebanadas de jengibre fresco en una olla con tres tazas de agua. Una vez se deje reposar, se cuela y se puede tomar añadiendo unas gotas de limón o una cucharada de miel.
9. Raíz de regaliz Orozuz
La raíz de regaliz ha sido tradicionalmente utilizada para tratar la tos. El orozuz puede ayudar a suavizar las gargantas inflamadas o irritadas para curar la tos. Puedes chupar el palo de orozuz o dejarlo hervir durante unos 20 minutos. Después se cueña y se añade una cucharada de miel y un limón.
10. Jarabe de rábano
Este jarabe casero se realiza licuando unos 8 o 10 rábanos. Posteriormente, se mezcla con una taza de jugo de limón y medio vaso de agua. Después, se le puede añadir miel. Más tarde, se debe hervir durante unos 30 minutos