Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción. Wayne Winters, un hombre de 74 años de Farr West, Utah, logró conseguir un riñón para salvar la vida de su esposa Deanne caminando varios kilómetros diarios. Deanne fue diagnosticada con una insuficiencia renal en estado 5 hace dos años, por lo que no solo comenzó a realizarse un tratamiento de diálisis, sino que además quedó en espera para un trasplante de riñón.

El 15 de octubre, el hombre decidió hacer algo y comenzó a recorrer a pie varios kilómetros diarios con un cartel que decía “necesito un riñón para mi esposa”, junto con el tipo de sangre de ella (A-) y su número de teléfono. Un par de días después su historia se volvió viral, y cientos de personas lo contactaron para ver cómo podía ayudar.

El domingo pasado, los Winters recibieron la llamada que llevaban tanto tiempo esperando: «Tenemos un riñón para ti, ven». Un donante de riñón falleció trayendo esperanza de vida a su esposa. «Si ella puede pasar unos buenos 5 años más de vida, sería increíble», dijo Wayne. La misión de Winters de recorrer kilómetros y kilómetros de calle no ha terminado. El hombre quiere seguir utilizando su cartel para buscar cuantos riñones sea posible obtener y así ayudar a personas en la misma situación.