Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Roselyn Bachelot, ex-ministra francesa de Salud y Deportes, ha sido condenada por la justicia de Francia a pagar 10.000 euros al tenista español Rafa Nadal, que le denunció tras acusarle de dar positivo en un control antidopaje y asegurar que el caso fue encubierto por una lesión de rodilla entre 2012 y 2013.

Según informa el diario francés L’Equipe, la justicia gala ha condenado por difamación a Bachelot, que deberá pagar una multa suspendida de 500 euros y una indemnización de 10.000 euros a Nadal, quien había solicitado 100.000 euros en su demanda.

El caso se remonta a marzo de 2016, cuando la política aseguró en una entrevista que «la famosa lesión de Nadal, que le tuvo siete meses fuera de la competición, se debió a un control positivo». «Cada vez que veáis que un jugador de tenis para varios meses, es que ha dado positivo y que está cubierto por la ley del silencio. No siempre, por supuesto, pero muy a menudo», sentenció.

Tras recibir una catarata de apoyos públicos, Nadal aseguró que había llegado el momento de decir «basta» y decidió denunciar a Bachelot ante la justicia francesa. «Estamos en manos de la ley y tengo plena confianza en los jueces», dijo en aquel momento, un año y medio antes de que la justicia le haya dado la razón.

Rafa Nadal ha anunciado en un comunicado que tiene el «máximo respeto al procedimiento judicial del que hemos conocido hoy su resolución, queriendo dejar constancia una vez mas de mi máximo respeto y confianza en la Justicia francesa y en sus Tribunales que han dictado sentencia sobre este lamentable asunto».

El campeón español ha anunciado en el comunicado que donaría la totalidad del importe a obras sociales en Francia:»Lo único que lamento es que no haya sido mayor para poder llegar a un mayor número de organizaciones que atienden a personas con algún tipo de necesidad».

Bachelot fue ministra de Deportes de 2007 a 2010. Desde entonces, ha sido tertuliana en diversos programas de radio y televisión. Fue en uno de ellos, en marzo de 2016, cuando dijo que el tenista español se dopaba, basándose únicamente en los meses en que estuvo inactivo en 2012 por una lesión en el tendón rotuliano.