Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN.  Investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Hepáticas (CIBEREHD), pertenecientes al Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS), acaban de publicar los resultados de un estudio en el que describen una nueva estrategia terapéutica para reducir la formación de vasos portosistémicos colaterales y varices gastroesofágicas, dos de las principales complicaciones de la hipertensión portal y la enfermedad hepática crónica.

La investigación, recogida en el último número de la revista ‘Scientific Reports’, propone un novedoso sistema de administración de ARN pequeño de interferencia (ARNip o siRNA, por sus siglas en inglés) en preparaciones liposomales dirigidas específicamente al receptor KDR del factor de crecimiento del endotelio vascular (VEGF) en células endoteliales vasculares.

En un modelo murino de hipertensión portal, un síndrome que ocurre en la enfermedad hepática crónica, los investigadores demostraron que esta terapia génica (siRNAKDR-lipoplexes) disminuye notablemente el desarrollo de los vasos colaterales y deteriora el potencial angiogénico patológico de las células.

Los investigadores están liderados por Mercedes Fernández, quien recuerda que en los últimos tiempos se ha aprendido mucho acerca de la patofisiología de este crecimiento colateral portosistémico. Sin embargo, añade, «este conocimiento no ha ido acompañado de avances en las terapias».

Los hallazgos reportados por este grupo de investigadores también demuestran que los mecanismos que subyacen a la disminución de esta colateralización tras la reducción de KDR que permite esta vía terapéutica implican además la reducción de la proliferación de células endoteliales y disminución de la angiogénesis y la remodelación vascular.