Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. La Junta de Andalucía dará un nuevo impulso a la contratación de seguros agrarios con un incremento de la partida prevista para el próximo año hasta alcanzar los 7,7 millones de euros, un 28% más con respecto a la asignación de la última campaña.

Así lo ha anunciado el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, durante su comparecencia en comisión parlamentaria, donde ha destacado el apoyo de su departamento a la promoción de “este instrumento sólido que se erige en la mejor garantía para los agricultores y los ganaderos” y que se ha materializado en una asignación de 19,2 millones de euros distribuidos entre los ejercicios 2016, 2017 y 2018.

Rodrigo Sánchez Haro ha aseverado que “creemos firmemente en el sistema de seguros agrarios como la mejor herramienta ante los fenómenos climatológicos adversos o cualquier otro tipo de eventualidad que puedan provocar daños en las explotaciones o en las producciones”. Por este motivo, ha alegado, “uno de los primeros esfuerzos presupuestarios de este Gobierno tras los ajustes sufridos por la crisis fue, precisamente, recuperar las ayudas a la contratación de estas pólizas”. Desde 2016 la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha destinado 11,5 millones de euros a esta finalidad (5,5 en 2016 y 6 en 2017) que tendrán continuidad en 2018 con una nueva convocatoria.

Para el consejero, es “primordial” contar con “este chaleco salvavidas” ante la vulnerabilidad de la actividad agraria, en especial la andaluza, debido a su diversidad climática y productiva. Una realidad, ha proseguido, que “tiene un peso creciente en un contexto como el actual, donde el cambio climático se hace cada vez más presente”. En este escenario, como advierte Sánchez Haro, “sin adecuados mecanismos de estabilidad como los seguros las consecuencias sobre el potencial de producción de las explotaciones pueden ser catastróficas”.

El titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha defendido con firmeza las bondades del sistema de seguros agrarios combinados, en la medida en que establece criterios de distribución asumidos por todas la partes y por contrato, elimina incertidumbres al aportar al productor garantía de renta y continuidad en la actividad y porque la compensación que recibe se ajusta a la pérdida económica, según el nivel de cobertura suscrito. Algo por lo que, ha insistido Rodrigo Sánchez Haro, “no dudamos en seguir aumentando la subvención a la contratación”.