Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción. El personal de Cruz Roja Española en Córdoba se ha sumado hoy a una iniciativa denominada #CurrículumSinFoto, que aboga por promover que en los procesos de selección de personal se tengan en cuenta solo las capacidades y el talento, y no el aspecto físico.

Esta acción se enmarca dentro de la campaña ‘Contrata Sin’ que la institución humanitaria tiene en marcha desde mediados de año con objeto de eliminar las barreras para la inserción laboral de personas mayores de 45 años y jóvenes, mujeres e inmigrantes.

Para ello, el proyecto está planteado en tres bloques bien diferenciados cuyos títulos aluden a los colectivos en los que se centra cada uno: “Sin fecha de caducidad”, para menores de 30 y mayores de 45; “Sin género de dudas”, para mujeres; y “Sin denominación de origen”, enfocado en la promoción del empleo sin tener en cuenta la procedencia de la persona.

‘Contrata Sin’ ha incluido una larga y variada lista de actividades, que incluye desde jornadas sobre el beneficio social y económico de las plantillas intergeneracionales hasta el trabajo de competencias personales a través de la equinoterapia o el mindfulness, pasando por colaboraciones con el sector hostelero, charlas empresariales y mesas redondas sobre la masculinización de determinados sectores productivos o una maratón de entrevistas de trabajo con “currículos ciegos”, entre otras.

La campaña se cerrará a finales de noviembre con un acto de reconocimiento a aquellas empresas que se hayan distinguido durante el año por su especial colaboración y compromiso en pos de la integración sociolaboral de personas en riesgo de exclusión. Esta iniciativa se enmarca dentro del ‘Reto Social Empresarial’ impulsado por Cruz Roja el año pasado con objeto de forjar alianzas por el empleo con el empresariado cordobés.

Con esta idea –cofinanciada por el Fondo Social Europeo, a través del Programa operativo de Inclusión Social y Economía Social (Poises), y el Ministerio de Empleo y Seguridad Social-, la entidad persigue acercarse más al sector privado como paso fundamental para ayudar a las personas atendidas desde su Plan de Empleo a dejar de engrosar las listas del paro. En 2016, Cruz Roja consiguió que se adhirieran al reto 161 empresas cordobesas, y fueron más de medio millar las firmas de la provincia con las que estableció algún tipo de contacto o colaboración.