Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. La aspirina puede prevenir varios tipos de cáncer. Según una investigación presentada en el Congreso Médico de la UEG (United European Gastroenterology Congress), celebrado recientemente en Barcelona, su consumo, en pequeñas dosis y de forma frecuente, reduce padecer determinados cánceres, sobe todo en el área digestiva.

Para llegar a esas conclusiones se efectuó uno de los estudios de mayor muestra de individuos efectuado a la fecha, y que involucró a más de 600,000 personas (los investigadores compararon pacientes que consumieron aspirina durante un largo período respecto a las personas que no la tomaron), acreditándose que los que no consumieron aspirina registraron una mayor tasa de incidencia de tumores.

Del total de pacientes, algo más de 200.000 eran consumidores de aspirina y los algo más de 400.000 restantes, no. La edad media era de 67 años en ambos casos y fueron diagnosticados de cáncer un 15,9% y el más común fue el de pulmón. “Aunque el estudio demuestra que la ingesta diaria de aspirina previene distintos tipos de cáncer, lo importante es los significativo de los datos de tumores del tracto digestivo”, ha destacado Kelvin KF Tsoi, epidemiólogo y profesor de Salud Pública en la Universidad de Hong Kong.

Las conclusiones fueron que las personas que tomaron aspirina mostraron una reducción del 47% en la incidencia de cáncer de hígado y de esófago, una reducción del 38% en la incidencia de cáncer gástrico, del 35% en el de pulmón, del 34% en cáncer de páncreas,  del 24% en la incidencia de leucemia y cáncer colorrectal, y del 14% en el cáncer de próstata.

Los cánceres digestivos representan casi una cuarta parte de los casos de cáncer en Europa y representan el 30.1% de las muertes por tumores. El cáncer de colon, el cáncer gástrico y el cáncer de páncreas se encuentran entre las 5 principales categorías de tumores mortales en todo el continente.

Otros tumores, al margen de pulmón, leucemia y próstata, sin embargo, no se vieron influenciados por el uso de aspirina, como el de pecho (-4%), vejiga (-3%) o riñón (de este se aumentó la incidencia entre quienes no tomaban aspirina en un 4%).

Aunque la aspirina se ha relacionado también con mayor riesgo de hemorragias, lo cierto es que su poder sobre la prevención de las enfermedades cardiovasculares también está demostrado.