Jamón ibérico de bellota.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Los productos ibéricos forman parte de un proyecto que comenzó con Ferran Adrià y que lleva el ibérico a las mejores cocinas de todo el mundo. José Gómez, responsable del proyecto JoselitoLab, nos explica el objetivo de este ambicioso proyecto: «Cada año, desarrollar una receta con un cocinero de un país diferente y que se puedan trabajar no solo el jamón, también con la grasa, la panceta, la papada…»

Este año, el elegido ha sido el chef de tres estrellas Joachim Wissler, cuyo restaurante se encuentra en un castillo en la región alemana de Colonia. Wissler ha desarrollado un menú basado en los ibéricos: ostras con melón y papada o ravioli con gelatina de ibérico, entre otros. «La pluma, la panceta, el secreto son productos muy interesantes para trabajar les hemos añadido un toque alemán con especias de la zona», explica el chef en un reportaje de Antena 3.

De todo el producto ibérico que se exporta, el 80% se queda en Europa y un gran parte, el 10%, viene hasta aquí, hasta Alemania. Los germanos son unos auténticos apasionados de la joya de nuestra gastronomía