Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Más de un millón de personas se han manifestado en el centro de Barcelona, en defensa de la integridad de España y en contra de la declaración unilateral de independencia dictada por el Gobierno de la Generalidad de Barcelona, y anulada mediante la aplicación del artículo 155 de la Constitución por el Ejecutivo y el Senado de la nación.

La multitudinaria concentración de este domingo 29 de octubre ha reflejado el mismo sentimiento de protesta pacífica de una parte muy importante de la sociedad civil catalana mostrado en la concentración del pasado día 8, que reinvindica no ser excluida por quienes dicen decidir en nombre del pueblo catalán.

¡Todos somos Cataluña!» ha sido el eslogan elegido por Sociedad Civil Catalana, organizadora de la manifestación.

Se han podido ver numerosas banderas españolas, catalanas y europeas, y ha habido cánticos de «viva España», «viva Cataluña», «ni amnistía ni perdón», «golpistas a prisión», «TV3, manipuladora» o «todos somos Cataluña».

La marcha ha contado con  las intervenciones del exministro Josep Borrell, el exministro Josep Piqué (por videoconferencia), y Francisco Frutos, ex secretario general del PCE, quien se ha señalado a sí mismo como «botifler«: «Permitidme usar el lenguaje del adversario. Soy un botifler. Un traidor contra el racismo que estáis creando», ha dicho refiriéndose a los independentistas. «Los botiflers reales sois vosotros porque enfrentáis a la gente sin motivo y os cargáis la libertad de quienes no piensan como vosotros».

El desarrollo de la manifestación ha transcurrido sin incidentes.