Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. La española Ana Vela, nacida el 29 de octubre de 1901 en Puente Genil, Córdoba, ha cumplido este domingo pasado 116 años.

Ana, que vive en Barcelona, es la tercera persona viva más longeva del mundo y la más longeva de la historia de Europa nacida en el siglo XX.

De acuerdo con el Grupo de Investigación Gerontológica (GRG, por sus siglas en inglés), que elabora un ranking de supercentenarios, Ana solo es superada por la japonesa Nabi Tajima, de 117, que ocupa el primer puesto como la persona más vieja del mundo y Chiyo Miyako, también japonesa de 116.

No ha habido nunca en España nadie que haya cumplido ni 115, es un récord absoluto en nuestro país», ha indicado Emilio Ibáñez, corresponsal español del Grupo de Investigación Gerontológica. «Por poner un ejemplo visual, es mucho más sencillo que a cualquiera de nosotros nos toque el Euromillones que cumplir 116 años. Ana Vela está compitiendo en una carrera contra la estadística. Lo más probable es que no veamos a ningún español superar el récord de Vela en los próximos 50 años. Es un momento histórico», añade Miguel Quesada, miembro del Grupo de Investigación Gerontólogica.

Vela reside desde 2005 en la residencia La Verneda, donde celebrará su aniversario junto a su hija de 90 años.

El estado de salud de Ana Vela es frágil. Desde hace poco más de un lustro, cuando sufrió una caída en la que se rompió el fémur, se mueve en silla de ruedas y padece demencia. Ana celebrará su aniversario junto a sus familiares. De hecho, su hija Ana, que cumplirá 90 años en diciembre, está en la misma residencia que su madre.

El pasado mes de junio se convirtió en la mujer más anciana de Europa tras el fallecimiento de la italiana Emma Morano , quien a los 117 años estaba considerada como la persona más anciana del mundo. Morano atribuía su longevidad a su genética, ya que su madre alcanzó los 91 años y varias hermanas llegaron al centenar, y a una dieta que incluía tres huevos al día, dos de ellos crudos.