Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Día amargo y triste para una inmensa mayoría de ciudadanos españoles y catalanes que por diversos motivos, inclusive, al margen de la política, no están de acuerdo con una declaración unilateral de independencia adoptada por el Parlamento catalán dentro de una Cataluña partida en dos, y fuera del marco de la Constitución Española.

La declaración de la nueva República Catalana que se veía venir tuvo una clara desaprobación en las últimas semanas desde el ámbito empresarial, provocando la fuga de más de 1.700 empresas catalanas, que han trasladado su sede social a otros puntos de España, cuestión que no ha frenado la hoja de ruta del ansiado «procés» impuesto por los partidos independentistas y el Gobierno de la Generalitat.

Desde la declaración unilateral de independencia a primera hora de la tarde de este sábado, la respuesta masiva ha procedido de la comunidad internacional.

Los gobiernos de Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Ucrania, la propia Unión Europea y más representantes de países de la esfera internacional han hecho énfasis en no reconocer la Cataluña independiente que sus dirigentes han declarado hoy en el Parlamento catalán.