Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción. Investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell) han probado con éxito una nueva molécula capaz de evitar la aparición de neuropatías periféricas derivadas del tratamiento con quimioterapia en pacientes de cáncer.

La molécula, que presenta un mecanismo de acción totalmente nuevo, supondría el primer tratamiento de eficacia establecida para combatir esta complicación, para la que hasta ahora no existe ningún tratamiento efectivo aprobado.

Uno de los principales efectos adversos de ciertos quimioterápicos utilizados en el tratamiento de cánceres es la neuropatía periférica, que puede provocar sensación de hormigueo, adormecimiento, dolor o alteraciones de la funcionalidad de los pacientes, que pueden acabar conduciendo a la suspensión precoz del tratamiento.

Los investigadores del Idibell han identificado una nueva molécula, desarrollada por el laboratorio catalán Esteve, como candidata para evitar la aparición de este efecto adverso.

«Teniendo en cuenta el ritmo habitual de los ensayos clínicos y que las agencias del medicamento tienen a seguir procesos de aprobación rápida en patologías graves y huérfanas de tratamiento, es probable que el tiempo de llegada de este nuevo fármaco al mercado sea bastante breve, ya que estaríamos ante el primer tratamiento disponible para evitar este tipo de neuropatías», ha afirmado el doctor Jordi Bruna, líder del estudio