Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción. Nora es un pointer inglés que sufrió continuas torturas con su anterior dueño que terminó dejándola abandonada en la calle. Debido a esos malos tratos, la perra vivía con miedo al contacto con humanos hasta que conoció a su nueva familia.

El pequeño Archi, de 11 meses,  y Nora se han convertido en inseparables. Archie tiene una forma de ser que hace que Nora se sienta segura, y por eso le sigue a todas partes y hace todo con él.

La cuenta de Instagram @wellettas, que muestra la relación entre el bebé y el animal, se hecho viral y cuenta ya con más de 100.000 seguidores.

https://www.instagram.com/p/BW8oYV6ltVh/?taken-by=wellettas

https://www.instagram.com/p/BahW6BKlCIm/?taken-by=wellettas