Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Un programa piloto, promovido por la Fundación Affinity y el Generalitat, ha permitido demostrar que la compañía de perros permite a las víctimas de maltrato y abusos sexuales reducir su ansiedad antes de acudir a un juicio.

El programa, según informa Affinity, se ha puesto en práctica en la Audiencia de Tarragona y ha permitido demostrar que la compañía de un perro ha reducido los niveles de ansiedad y estrés; ha mejorado el estado físico, emocional y mental de las víctimas; ha beneficiado a su autoestima y ha incrementado su confianza y seguridad. Bajo el nombre de Perro de asistencia judicial, han participado en esta iniciativa veinte mujeres voluntarias, la mitad acompañadas por un perro y la otra mitad, como grupo de control.

Los canes están adiestrados específicamente para ayudar a las mujeres a declarar y el objetivo de la prueba hecha en Tarragona era determinar si el perro ayuda a reducir la ansiedad y el estrés de la víctima antes de entrar en la sala de juicios. Un perro de raza un golden retriever llamado Bob se incorporaba al proceso cuando la mujer entraba en los juzgados y también la acompañaba a la salida.

La mujer estaba con Bob unos 30 minutos en la sala de espera, siempre acompañada por el psicólogo de la Oficina de Atención a la Víctima del Delito. «Con proyectos como este se pretende normalizar la presencia de los animales de compañía en espacios públicos», según la directora de la Fundación Affinity, Isabel Buil.

La directora general de Ejecución Penal en la Comunidad y Justicia Juvenil del Departamento de Justícia, Pilar Heras, ha explicado que esta ha sido «una experiencia innovadora y de aprendizaje informal en la atención de las víctimas de delitos». A Bob lo recogió la protectora de Tarragona con perdigones en la cabeza y otras señales de maltrato.

El animal también presentaba fobia y rechazo a las figuras masculinas y ahora es un perro totalmente recuperado. Bob forma parte del proyecto Tan Amigos y está especializado en las intervenciones con colectivos vulnerables como personas mayores con enfermedades neurodegenerativas, niños y adultos con enfermedades de desarrollo y víctimas de violencia de género.