Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Médicos y enfermeros han alcanzado, en el seno del Foro Profesional, un acuerdo para la modificación del Real Decreto 954/2015, por el que se regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los enfermeros. De este modo, se da fin a la polémica sobre la ‘prescripción enfermera’ y se acaba con y la falta de seguridad jurídica que rodeaba a la actividad habitual de estos profesionales.

Los representantes de ambas profesiones han firmado ante la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, un acuerdo que establece los fundamentos que permitirán la prescripción de determinados medicamentos por parte de la enfermería.

Las modificaciones que se introducirán en el real decreto permitirán a los enfermeros indicar y autorizar la dispensación de determinados medicamentos sujetos a prescripción médica en base a protocolos y guías de práctica clínica y asistencial, que serán acordados en una Comisión que a tal efecto se pondrá en marcha. Los enfermeros no deberán disponer de ninguna formación adicional ya que el Grado en Enfermería ya incluye contenidos específicos en este sentido.

Dolors Montserrat ha valorado como “histórico” el acuerdo. Según ella se ha demostrado que profesionales y ministerio son “capaces de llegar a acuerdos en beneficio de los ciudadanos, en este caso de los pacientes y de los profesionales sanitarios”. Por ese motivo, ha asegurado que siente “felicidad y orgullo por el acuerdo alcanzado” y ha trasladado su agradecimiento a los representantes de los profesionales, a las comunidades autónomas y a los representantes del propio Ministerio.

Para el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, “se trata de un acuerdo donde ha imperado el diálogo y el consenso y los verdaderos beneficiarios son los pacientes y el sistema sanitario”. Pérez Raya ha agradecido a los médicos su predisposición al diálogo para “resolver una situación que todos sabíamos que era injusta”. Por su parte, el presidente del Sindicato de Enfermería, SATSE, Manuel Cascos, afirma que “se trata de un primer paso muy importante y necesario para solucionar una situación que viene perjudicando a los profesionales de enfermería y a los ciudadanos desde hace dos años”.