Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

María Morales. Tras los terribles incendios de esta semana en Galicia, Asturias y Portugal, los ciudadanos de las zonas afectadas han aportado toda la ayuda posible pero no han estado solos. Toda España se ha volcado en ayudarles, voluntarios de todas partes de nuestro país se han desplazados a las zonas afectadas.

Además de esa ayuda hay muchas personas que no se pueden desplazar hacia Galicia pero deciden poner su granito de arena aunque sea en la distancia. Es el caso de esta postal enviada desde Tarragona por una andaluza residente en Cataluña.

La mujer se ha puesto en contacto con la Guardia Civil mediante una nota en la nota se puede leer: «he decidido enviar un poquito de ayuda para quien la pueda necesitar. Os la mando a vosotros porque siempre confío en ustedes. Es ropa de casa y de adultos. No estáis solos, muchas gracias».

Además de la ropa la mujer ha añadido algunos caramelos para los agentes. Debido a los incendios muchas personas han perdido sus viviendas, sus trabajos e incluso algún familiar. Después de agradecer a la remitente el gesto solidario y la confianza depositada en la institución, los agentes repartieron la ayuda entre los más necesitados.

Lo canalizaron hacia la ONG ‘Ayuda Al Mundo Necesitado’ de esta localidad, que en el domingo negro de los incendios en Galicia resultó gravemente afectada. El propio cuartel quedó cercado por las llamas, que dañaron el sistema de vigilancia y les dejaron sin suministro eléctrico durante varios días.