Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Importante y eficaz semana en términos de comunicación y solidaridad con el cáncer de mama la vivida estos días en Córdoba, coincidiendo en la importancia de la prevención, la investigación y el apoyo a pacientes y potenciales afectadas por esta enfermedad.

Y efectivamente, dentro del respeto y guardia alta que hay que seguir manteniendo respecto al cáncer de mama, poco a poco se ha ido ganando terreno a la misma y se debe intensificar esa línea de actuación.

Como ha indicado estos días la directora gerente del hospital Reina Sofía de Córdoba, Valle García, “si bien hemos avanzado mucho en el tratamiento del cáncer de mama, esta patología continua siendo la principal causa de muerte en la población femenina y su diagnóstico y tratamiento deja secuelas en las que hay que poner atención con el objeto de evitarlas o paliarlas”.

Así, entre los efectos secundarios más importantes figuran los derivados del tratamiento hormonal que se aplica a estas pacientes, que tienen consecuencias en ámbitos tan importantes como la salud ósea y la sexual. Por ello, añade, “debemos estar pendientes de ellas y poner todos los recursos disponibles para evitarlas”.

Avances

En la provincia de Córdoba se diagnostica algo más de 450 casos nuevos de cáncer de mama cada año. Los avances en los procedimientos diagnósticos y terapéuticos facilitan estrategias más personalizadas de tratamiento.

En este sentido, el avance en el conocimiento molecular del cáncer de mama ha sido clave, según ha apuntado el oncólogo médico y uno de los principales expertos nacionales en cáncer de mama Juan de la Haba. “El avance en el conocimiento molecular del cáncer de mama ha sido la base para el desarrollo en los últimos años de plataformas diagnósticas basadas en el análisis molecular que nos informan de una manera mucho más precisa de pronóstico de la enfermedad, así como del tratamiento más adecuado para las pacientes”,

En esta línea, el Hospital Reina Sofía y el Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (IMIBIC) realizan ya este tipo de estudios basados en el análisis de la expresión de 50 genes (PAM50).

Esta investigación, según ha señalado el oncólogo, “informa de manera mucho más precisa, en aquellos casos en los que se considera indicado, la necesidad de tratamientos como la quimioterapia o el hormonal”.

Los avances en esta enfermedad pasan por la investigación. Más de una veintena de publicaciones en revistas científicas en los últimos años, aportando conocimiento en cáncer de mama, y algo más de 30 proyectos de investigación básica y clínica, “son el mejor indicador de lo que el hospital Reina Sofia, el IMIBIC y su profesionales tratan de aportar como conocimiento de esta enfermedad”, señala el oncólogo.

En la actualidad se mantienen abiertos en fase de reclutamiento 12 ensayos clínicos para el cáncer de mama que tratan de dar acceso a las pacientes que son incluidas a nuevos y prometedores fármacos. Además, se buscan nuevos biomarcadores predictores de repuesta a tratamiento. En este sentido, se están analizando muestras procedentes de un ensayo clínico multicéntrico en búsqueda de marcadores epigenéticos que se relacionen con la hipertensión arterial y la respuesta a tratamiento antiangiogénico, concluye el oncólogo.

Nuevos fármacos

Asimismo, director de la Unidad de Gestión Clínica de Oncología Médica, Enrique Aranda, ha comentado que la clasificación de los tumores de mama ha permitido en estos últimos años el desarrollo de nuevos y mejores tratamientos. Así, “fármacos dirigidos a proteínas de membrana HER-2 (trastuzumab, pertuzumab, lapatinib o TDM-1) han duplicado la supervivencia de esta enfermedad en estadios avanzados y, además, tratamientos que administrados junto al tratamiento hormonal logran parar el crecimiento tumoral muy eficazmente actuando en unas proteínas llamadas ciclinas, han demostrado beneficios que le ha valido la aprobación por la agencias regulatorias”.

Además, entre los últimos avances que el hospital ha incorporado este mismo año figura la radioterapia intraoperatoria, para casos seleccionados según criterios bien definidos, explica la directora de la Unidad de Gestión Clínica de Oncología Radioterápica, Amalia Palacios.

Esta técnica, explica la doctora, “en el 80% de los casos en los que se aplica evita la administración posterior de sesiones de radioterapia y consigue curar el cáncer de mama en un único acto, que realizan de forma conjunta el cirujano con el oncólogo radioterápico en quirófano. El Hospital Reina Sofía es el único centro en Andalucía que dispone de esta técnica que viene aplicándose desde junio de este año y de la que ya se han beneficiado 24 mujeres”.

Por su parte, la directora de Enfermería del hospital, Pilar Pedraza, destaca que la labor de las enfermeras es fundamental en todas las fases del proceso de cáncer de mama, desde el apoyo y comunicación del diagnóstico hasta la educación terapeuta en el cuidado de la piel, la recuperación de la imagen corporal, los cuidados del linfedema y heridas si las hubiera y la pigmentación de la areola para la recuperación de la imagen. También participan en la estadificación diagnóstica en la progresión del tumor y en la escuela de pacientes dando formación a las pacientes y éstas a su vez a otras que padecen el mismo proceso. Las enfermeras de salud laboral se dedican al abordaje de la enfermedad en las profesionales que la padecen adecuándose a sus puestos de trabajo.

Detección Precoz

Por su parte, el coordinador de la comisión cáncer de mama y radiólogo del hospital, José Luis Raya, explica que “el diseño terapéutico de cada una de las pacientes con cáncer de mama se decide en la comisión multidisciplinar de tumores que se reúne semanalmente”.

El doctor Raya ha hecho un llamamiento a las mujeres que reciben la citación animándolas a participar en el programa de detección de esta patología, ya que la tasa de participación fue el pasado año del 62.4% de la población femenina convocada. Concretamente, el programa permitió realizar en 2015 un total de 18.000 mamografías y la identificación de 106 tumores. El 71% de ellos se diagnosticó en estadios favorables (0 y 1) y se pudo practicar cirugía conservadora en el 81.3% de los casos.

Raya indica que durante el último año (de septiembre de 2015 a septiembre de 2016) se intervinieron 437 cánceres mamarios, en el 68’5% se pudo aplicar cirugía conservadora y en el 73% biopsias selectivas de ganglio centinela. Además, en los casos en los que hubo que hacer mastectomía (en el 31,5%) se llevaron a cabo reconstrucciones inmediatas en todos los casos que estaba indicado.

El diagnóstico de lesiones en estadio inicial del cáncer de mama es fundamental no sólo para reducir su mortalidad, sino también para actuar en fases iniciales y aplicando técnicas diagnósticas e intervencionistas mínimamente invasivas, como la cirugía conservadora o la biopsia selectiva del ganglio centinela, con un gran impacto en la calidad de vida de las mujeres. El porcentaje de curación de este tumor se sitúa por encima del 90% cuando se diagnostica precozmente.

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por patología tumoral en la mujer en todos los países occidentales. Andalucía cuenta, desde 1995, con el Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama, a través del cual se han explorado ya a más de un millón de mujeres con edades comprendidas entre los 50 y los 69 años, que componen la población diana, en cuanto en estas edades se registra un mayor riesgo de padecer cáncer de mama.

Prevención e información

También cabe destacar la importancia de las estrategias preventivas denominadas ‘primarias’, es decir, las que contribuyen a evitar la aparición del cáncer con hábitos de vida sana (evitar el sedentarismo y realizar ejercicio físico, abandonar el tabaquismo y moderar del consumo de alcohol, llevar una alimentación equilibrada con el aumento de la ingesta de frutas, verdura fresca y fibra, evitar la exposición al sol, etc.)

Igualmente, entre los objetivos del Plan Integral de Oncología de Andalucía, se contempla la mejora de la información sobre el cáncer entre la población general, especialmente acerca de los factores de riesgo con los que se asocia y sobre las medidas de prevención. Para alcanzar este objetivo y para estar cerca de las dudas y preguntas que pueda tener la ciudadanía en general y los pacientes y familiares en concreto, se planteó como línea estratégica la participación ciudadana la creación del Foro de Pacientes con Cáncer Onconocimiento, con el fin de facilitar la interacción entre la ciudadanía y la administración sanitaria en torno a esta enfermedad. En dicho foro (http://www.onconocimiento.net/foro/cancer-de-mama), hay un apartado específico de Cáncer de Mama.

Otra iniciativa destacada de la Consejería de Salud para mejorar la forma de afrontar la enfermedad y hacerlo entre iguales, es la Escuela de Pacientes de Cáncer de Mama, que coordina la Escuela Andaluza de Salud Pública (http://www.escueladepacientes.es/ui/aula.aspx?stk=Aulas/Cancer_de_mama).