Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Los profesionales del Hospital Universitario Reina Sofía se han unido esta mañana en torno a un árbol decorado de rosa de cuyas ramas han colgado lazos del mismo color para conmemorar el Día Mundial del Cáncer de Mama lanzando un mensaje de esperanza y de vida a las mujeres que pasan por este proceso.

Han acudido a esta cita la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Luna, la directora gerente del hospital, Valle García, el director gerente del Distrito Sanitario Córdoba y Guadalquivir, José Manuel Cosano, y la presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), María Luisa Cobos, entre otros.

Asimismo, han participado en este acto simbólico profesionales de distintas disciplinas que, desde el ámbito asistencial e investigador, se implican en la atención a estas pacientes para mejorar su calidad de vida.

Entre ellos figuran médicos y personal de enfermería de oncología médica y radioterápica, radiología, anatomía patológica, medicina nuclear, cirugía general, cirugía plástica, ginecología, anestesia, rehabilitación e investigadores del IMIBIC, fundamentalmente.

El Hospital Reina Sofía es un referente asistencial y en ámbito de la investigación en cáncer de mama y la creación de la unidad de mama por la radiólogo y actual consejera de salud, Marina Álvarez, hace 15 años supuso un revulsivo indiscutible que ha permitido mejorar la atención a miles de pacientes.

Árbol rosa

La actividad ha consistido en colgar lazos rosas (color que representa la solidaridad con el cáncer de mama) de las ramas de un olivo que se ha instalado en la calle cubierta del complejo sanitario, a la entrada del Edificio de Consultas Externas.

El Día Mundial de lucha contra el Cáncer de Mama tiene como lema este año ‘Tu lucha es mi lucha’. En esta ocasión, se ha querido poner el foco en las dificultades a las que se enfrenta la mujer que ha atravesado esta experiencia que deja secuelas derivadas de los tratamientos.

La delegada de Salud, María Ángeles Luna ha destacado que “la celebración de este día es una oportunidad para destacar mensajes de concienciación a la población relacionados con la detección precoz del cáncer de mama y hacer un llamamiento a la participación”. La detección temprana ha hecho posible mejorar en la mayoría de los casos el pronóstico de la enfermedad y aplicar a las mujeres afectadas tratamientos menos agresivos, “de ahí la importancia de acudir a las citas del programa de detección precoz dirigidas a las mujeres con edades comprendidas entre los 50 y los 69 años”. En este sentido ha señalado que “no podemos bajar la guardia y debemos acudir a la citación que nos hace el sistema sanitario”.