Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Partido decisivo para la continuidad el técnico Luis Carrión, ante los malos resultados acumulados por el equipo blanquiverde, y disputado en el Nuevo Arcángel ante 9.000 espectadores.

Alienaciones

Kieszek, Fernández, Joao Afonso, Edu Ramos, Pinillos; Aguza, Javi Lara, Markovic (Javi Galán, 81¿); Jaime Romero (Alfaro, 73¿), Jovanovic y Sergi Guardiola (Jona, 57¿).
Nàstic

Dimitrievski; Kakabadze, Perone, Molina, Javi Jiménez; Gaztañaga, Sergio Tejera, Omar Perdomo (Tete, 53¿), Abraham (Eddy Silvestre, 73¿); Manu Barreiro y Uche.
Goles

0-1 M.1 Uche. 0-2 M.16 Uche. 1-2 M.19 Sergi Guardiola. 1-3 M. 79 Juan Delgado. 1-4 M. 84 Manu Barreiro.1-5 M. 93 Manu Barreiro (p).
Árbitro

Pérez Pallás (Gallego). TA: Sergi Guardiola, Kieszek, Edu Ramos / Gaztañaga, Delgado, Dimitrievski.

El Nàstic dio la campanada en El Arcangel goleando al Córdoba C.F., logrando su segundo triunfo consecutivo, el primero de la temporada a domicilio y confirmando su reacción en la liga que, además, le permite abandonar los puestos de descenso, en los que ahora se mete el equipo cordobés.

Al Córdoba C.F. no sólo le costó reaccionar sino que antes del cuarto de hora Perdomo pudo hacer el segundo. Era el preámbulo del 0-2, también obra de Uche. El tanto daría paso al enfado de la afición que empezó a pedir a gritos la dimisión del técnico Luis Carrión. Cuando peor pintaba el panorama para el Córdoba, los blanquiverdes acortaron distancias, tres minutos después del segundo del nigeriano.

Tras el paso por vestuarios, Jovanovic pudo empatar a pase de Jaime Romero, pero su remate en área pequeña se fue al lateral de la red. El Nàstic poco a poco volvió a tomar el mando y, tras varios avisos, en el 79’ Juan Delgado fue derribado por el meta Kieszek, que había salvado ba su equipo de varios goles. El propio Delgado lanzó la pena máxima, el polaco la interceptó pero el delantero no falló tras el rechace y anotó el 1-3.

Con el Córdoba C.F. a la deriva, Manu Barreiro haría el cuarto a pase de Sergio Tejera, y el quinto, de penalti en 93’, para cerrar el partido que sacaba al Nástic del descenso y metía a los cordobeses.