Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. El pasado jueves abrió sus puertas en Córdoba Al-Iksir, Museo de la Alquimia, un nuevo espacio cultural en Córdoba que se convierte en el primer museo de España dedicado a difundir el desarrollo de este saber milenario.

El Museo de la Alquimia surge como una continuación natural del proyecto de recuperación y conservación de la memoria andalusí desarrollado durante más de 30 años por Salma Al Farouki, conocida por su labor al frente de la Casa Andalusí.

El concepto museístico de este nuevo espacio se centra en el desarrollo de la alquimia en al-Ándalus, especialmente en la sociedad cordobesa de los siglos VIII a X. La llegada de la civilización islámica a la península trajo consigo un gran legado cultural del mundo antiguo, y con él, la alquimia.

Este conjunto de prácticas alcanzaría su máximo esplendor en el Califato de Córdoba, con Abderramán III. Tras permanecer denostada y condenada a la herejía, Felipe II logró recuperar una gran cantidad de obras y remedios alquímicos en El Escorial.

No obstante, el museo no se limita a este pasado histórico, sino que, en palabras de Al Farouki, pretende mostrar que “la alquimia no es un arte olvidado, sigue muy vivo en nuestros días en diferentes formas”.

Además de la importancia que la alquimia tuvo en la configuración del pensamiento científico, en la actualidad se puede ver de forma clara su influencia en los conocimientos químicos, metalúrgicos o farmacéuticos, como la homeopatía.

A través de dos salas de exposición, en las que se exhibe una colección única de piedras de alquimia, elixires, medicinas y alambiques en perfecto funcionamiento, el visitante podrá adentrarse en uno de los aspectos menos conocidos de la Córdoba islámica. El museo cuenta también, entre otras instalaciones, con una biblioteca, espacios para conferencias y un observatorio astronómico.

Homenaje a Yabir Abu Omar

Al-Iksir, Museo de la Alquimia, está dedicado a la figura de Yabir Abu Omar, filólogo y maestro en espagiria –rama médica de la alquimia- fallecido en 2009.

Manuel Villar y Gil, nacido en Jaén en el seno de una familia muy relacionada con la medicina, adoptó tras su conversión al Islam el nombre de Yabir Abu Omar en recuerdo a una de las grandes figuras históricas de la alquimia, conocido como Geber.

A lo largo de su vida, centró su labor en la investigación y desarrollo de la espagiria y, en los años 80, refunda en Granada el saber Espagírico de al-Ándalus y crea la Escuela Andalusí de Espagiria. Su legado ha quedado recogido en su libro ‘Criterium Naturae’, un manual práctico de espagiria y medicina alquímica.

Al-Iksir, el primer museo dedicado a la alquimia, está abierto al público desde el pasado 6 de octubre, en horario de 10 a 19 h, en la Calle Judíos, 14 de Córdoba.