El perro Spirit, después de las cuatro operaciones.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. El perro Spirit, víctima de maltrato animal al sufrir hace un año y medio un disparo en la cara que le destrozó la parte inferior de la mandíbula, ha recuperado la calidad de vida que disfrutaba antes de la brutal agresión tras cuatro operaciones y la implantación de una prótesis pionera.

Tras sufrir el ataque, Spirit fue encontrado con vida por una pareja que le trasladó de inmediato a la protectora sevillana Santuario La Candela, que inició una campaña de donaciones que ha permitido al can recibir todas las atenciones médicas necesarias para recobrar su calidad de vida.

Jorge Llinás, cirujano maxilofacial y director del Valencia Sur Hospital Veterinario realizará una intervención quirúrgica al perro Spirit en la que se le implantará una nueva mandíbula, ya que la suya la perdió al recibir un disparo.

El equipo del Hospital ha iniciado un protocolo médico que ha tenido varias fases con hasta tres intervenciones previas y cuatro meses de hospitalización. La primera operación tuvo como objetivo insertarle una sonda intragástrica para alimentarlo, la segunda para reconstruir los tejidos blandos de su cara y la tercera para implantarle una primera prótesis que le reconstruyó 3 cm.

No obstante, aunque el animal, su lengua seguía muy expuesta con el consiguiente riesgo de infecciones que eso suponía. Así pues, el pasado 30 de septiembre se produjo la cuarta y última de las operaciones para implantarle una nueva prótesis de mandíbula fabricada especialmente para él, que ha logrado ampliarla en 5cm más, consiguiendo un total de 8cm.

La intervención, de casi cuatro horas de duración y que sienta precedente en el ambito veterinario, ha sido posible gracias a un equipo de cirujanos maxilofaciales veterinarios. Desde el equipo médico del Hospital están plenamente satisfechos con la operación y más aún con la evolución que está teniendo estos días el animal que esperan, recupere en poco tiempo su calidad de vida.