Pablo Alborán.

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción. Ya podemos disfrutar de la imagen más íntima y pura de Pablo Alborán en su videoclip de Saturno. Hace una semana podíamos disfrutar del estreno del vídeo de No vaya a ser y ahora el doble avance de su nuevo disco tiene imagen.

Pablo Alborán ha vuelto a confiar en su hermano, Salvador Moreno, para dirigir el clip. Para grabar algunas escenas, el cantante tuvo que sumergirse en una piscina durante la noche. Son los momentos en lo que el malagueño aparece flotando, con un efecto de postproducción que se asemeja a la falta de gravedad.