Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Virsaviya Borun-Goncharova tiene el corazón fuera de la cavidad torácica, una condición que la obliga a llevar un cuidado extremo en su vida mientras espera poder volar a Estados Unidos y someterse a una operación que recoloque su órgano vital en el sitio donde debería estar.

Esta chica rusa de siete años nació con el síndrome toraco abdominal o Pentalogía de Cantrell, que solo padecen cinco de cada millón de personas en el mundo. Nada más nacer los médicos le dijeron a su madre, Dari Borun, que su hija fallecería.

A pesar de ello, Virsaviya no ha dejado que esta circunstancia afecte a su día a día y, por eso, acude a clases de baile. “Me pongo ropa suave para evitar hacerle daño a mi corazón. Ando, salto y corro, aunque no debería hacerlo”, contó la chica a la BBC.

“Para mi hija no es fácil vivir con el corazón fuera del pecho porque es muy frágil. Tiene que tener cuidado. Se puede caer al suelo y eso puede ser muy peligroso porque se podría morir”, ha explicado su madre, que muestra orgullosa a Virsaviya en su cuenta de Instagram. A pesar de buscar un especialista para esta enfermedad, le aconsejaron esperar ya que la alta presión sanguínea de la pequeña podía complicar la intervención.