A la izquierda Francisco Cuadrado y a la derecha David Varona.

Javier Collado

Dobuss

Redacción. Francisco Cuadrado y David Varona,  investigadores y docentes de la Universidad Loyola Andalucía han expuesto el proyecto “La escucha inconsciente” en el conjunto de actividades organizado por Ford España en el campus cordobés de Loyola.

El proyecto, seleccionado por la Fundación BBVA en el marco de su programa de Ayudas a Investigadores y Creadores Culturales, ha sido desarrollado por un grupo de investigadores de la Universidad Loyola Andalucía, de la Universidad de Sevilla y de la Escuela de Magisterio SAFA .

El diseño sonoro para cine, TV y videojuegos tiene la capacidad de generar emociones que intensifican la implicación y la participación del espectador gracias el pacto de veridicción, la interactividad y la percepción semiinconsciente del sonido. Además de la inmersión en la serie o el videojuego, el diseño de sonido puede ser aplicado a otros ámbitos, como el terapéutico o el educativo.

Para desarrollar este estudio se ha trabajado con aproximadamente 350 niños de Educación Primaria y Secundaria, sobre tres pruebas: videojuego, audiovisual y podcast, cada una con diferentes variables sonoras y musicales, “eso nos ha proporcionado una cantidad ingente de datos: toda la información recogida de los cuestionarios, más de 3.000 grabaciones de voz y otros tantos registros electrodérmicos. Aún estamos analizando todos esos datos, pero los primeros resultados demuestran diferencias significativas en la respuesta atencional y emocional de los niños cuando se compara la escucha de una mezcla de sonido tradicional en estéreo con la mezcla con sistemas de sonido 3D” ha explicado el profesor Cuadrado.

Primeros resultados

En las pruebas de comprensión de un relato en lengua inglesa, por ejemplo, han obtenido mejores resultados los niños que escucharon la narración y los efectos en sonido 3D, puesto que esta mezcla genera un mayor nivel de inmersión en la historia y, por tanto un mayor nivel de atención y de respuesta emocional. “Lo más curioso es que los niños no eran conscientes de esta mayor inmersión a través del sonido, algo que fortalece la hipótesis de que estos procesos suceden a un nivel no completamente consciente. Algo que planteamos desde el propio título del proyecto, “La Escucha Inconsciente” explica Cuadrado.