Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

Redacción. Sara Cerezo, la joven natural de Pozoblanco (Córdoba) que residía en San Martín, la isla caribeña afectada por el huracán Irma, llegó ayer jueves a Madrid, donde la recibieron sus padres, tras haber sido repatriada junto al resto de españoles afectados y que han sido evacuados de la devastada isla en un avión del Ejército del Aire fletado por el Ministerio de Exteriores.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes del Ayuntamiento pozoalbense, cuyo alcalde, Santiago Cabello, desde un primer momento y tras pedirle ayuda la familia de Sara Cerezo, hizo gestiones con el Ministerio de Asuntos Exteriores para lograr su vuelta a casa.

Esta joven de 27 años residía y trabajaba en San Martín como odontóloga desde hacía dos años, pero había perdido su casa por la acción del huracán y, tras la catástrofe, reclamó su repatriación, pues la devastación sufrida en la isla es tal que hay tiroteos por conseguir comida y agua, según había relatado la propia joven a través de las redes sociales.

El Airbus A310 en el que ha sido evacuada, junto al resto de españoles residentes en San Martín y afectados por el paso del huracán Irma, partió este pasado martes a mediodía de la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), rumbo a República Dominicana, y este miércoles llegó a la isla de Saint Martin.

La aeronave abandonó la isla rumbo a España, con una escala programada en República Dominicana, con una treintena de españoles a bordo, además de un grupo de nacionales comunitarios, que han llegado este jueves a Madrid.