Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Cada vez quedan menos calificativos no utilizados anteriormente para describir las páginas victoriosas de Rafa Nadal.

El triunfo de esta pasada madrugada ante el argentino Juan Martín del Potro tiene connotaciones especiales, no sólo por la tremenda calidad del su oponente sino por la forma en la que se produce la victoria, y esa marcada superioridad que ante grandes rivales muestra el tenista español.

Porque no olvidemos que Del Potro llegaba a este partido después de superar al peligroso Dominique Thiem y nada menos que al suizo Roger Federer.

Y esa superioridad manifiesta es la que nos recuerda al Nadal de máximos en su rendimiento que le ha llevado a elevar y elevar su palmarés en su camino por ser el tenista más grande de la historia.

Más aún cuando hace sólo un par de años parecía que el declive era obligado y predominaba  la nostalgia de ese joven aguerrido y con una fuerza mental demoledora.

En el partido ante Del Potro, comenzó cediendo el primer set por 4-6, no esperándose el tanteo de los siguientes tres sets, en los que barrió literalmente de la pista a su contrincante, al que endosó un parcial acumulado de 18 juegos a 5.

El resultado final 4-6, 6-0, 6-3 y 6-2, en dos horas y treinta minutos, parecía más de un partido de segunda ronda ante un joven tenista en progresión que ante el poderoso Juan Martín del Potro, ganador del US Open en 2009, tras eliminar en semifinales a Rafa Nadal.

El efectivo saque y resto del argentino en el primer set dio paso a un juego redondo del tenista balear, que amilanó a Del Potro, a la vez que hizo tambalear su fuerza mental.

Rafa Nadal encadenaba excelente restos, voleas cruzadas y golpes ganadores mientras que el argentino hacía demasiado habituales sus errores.

En la final se encontrará a la auténtica revelación del torneo, el sudafricano de 31 años Kevin Anderson, 28º cabeza de serie y 32º del ranking, que en la tarde de ayer dio buena cuenta de otra gran sorpresa positiva de este Gran Slam, como ha sido el también español Pablo Carreño, al que venció por 4-6, 7-5, 6-3 y 6-4. Extraordinario campeonato el realizado por nuestro compatriota.

En los cinco partidos disputados ante Anderson hasta la fecha, la victoria ha caído en 4 ocasiones para el tenista español, además de los cuatro últimos enfrentamientos.

Rafa Nadal intentará traer a España su tercer US Open tras los logrados en 2010 y 2013, y el que se sería su segundo Grand Slam de esta temporada tras vencer en Roland Garros

Pase lo que pase, Rafa Nadal continuará siendo número del ranking mundial, confiando en que ese gran juego lleve a extender ese liderato por más tiempo.

Este próximo domingo, en la pista central Arthur Ashe, Nadal tratará de lograr su decimosexto título de Grand Slam, superando al mítico Pete Sampras, con el que ahora está empatado. Si lo lograra, sólo estaría a tres títulos, y únicamente tendría por delante al campeón de los campeones, el suizo Roger Federer, que atesora diecinueve Grand Slams en su carrera.