Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Gas Natural ha depositado 3,2 millones de euros en un juzgado de Córdoba para hacer frente a las devoluciones pendientes a las familias afectadas por los cobros indebidos, según ha informado hoy la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía.

La Junta ha informado en un comunicado de que las personas afectadas pueden solicitar la devolución de las cantidades cobradas en concepto de derechos de alta con anterioridad a julio de 2004, y las cobradas como cuota de uso de Instalaciones Receptores Comunes (IRC) de los edificios antes de agosto de 2005, fechas a partir de las cuales se aprobó la normativa que habilitaba a la empresa al cobro de estos conceptos.

El procedimiento fue iniciado en el año 2003 por la Fiscalía a instancias del Ayuntamiento de Córdoba y secundado por la Asociación de Consumidores de Jaén ¡ea!, y en el mismo se personó la Junta de Andalucía.

Se trata de la primera acción de cesación colectiva en Europa, una causa pionera en la defensa de los consumidores que finalizó con una sentencia que obligaba a la empresa a devolver más de 10 millones de euros a cerca de 100.000 familias afectadas en Andalucía.

El grueso de las devoluciones se llevó a cabo directamente por Gas Natural Andalucía a las personas que seguían manteniendo contrato con la empresa en el año 2015, cuando se devolvieron en torno a ocho millones de euros a unas 60.000 familias.

Sin embargo, todavía quedan aproximadamente 30.000 hogares pendientes de recibir la devolución que les corresponde.

Se trata de casos en los que resulta más complejo localizar a las personas beneficiarias, por no seguir siendo clientes de la compañía, haber cambiado de domicilio, o haber fallecido, en cuyo caso corresponde a los herederos o herederas realizar la solicitud.