Javier Collado

Dobuss

Redacción. Resulta curioso que en un momento como el que estamos viviendo, en el que las cifras de paro no muestran un descenso significativo, haya empresas que no consiguen encontrar profesionales de un sector específico, cuya demanda cada día es mayor en la gran mayoría de empresas españolas.

A pesar de que se reciben cientos de currículos, la mayoría no pueden cubrir una necesidad que a día de hoy es fundamental en cualquier compañía. Nos referimos al entorno digital, o en el caso de Electrocosto al Marketing Digital. Profesionales con formación en posicionamiento de marca, gestores de contenido, estrategias de contenido, son perfiles en los que se ha disparado la demanda pero no es fácil dar con ellos. Hay pocos y se ve mucha movilidad al extranjero; todo pasa por internet actualmente, la economía es digital y no se encuentran profesionales.

Es por eso, que ante la dificultad de encontrar a estas personas, no sólo en Córdoba si
no en Andalucía en general, Electrocosto ha puesto en marcha unos procesos de
formación en conocimientos digitales con distintos órganos institucionales de Córdoba. Así se ha llegado a un acuerdo con la Cámara de Comercio de Córdoba para comenzar un curso de Marketing Digital, dentro del programa PICE, impartido por el CEO de la empresa, Juan Antonio Serrano, el SEO Rubén Bujalance, y la responsable de
comunicación Rocío Guerra. Constará de 150 horas de formación para 20 personas
más 100 horas de prácticas en la empresa al finalizar dicha formación. También han formalizado un acuerdo con la Universidad Loyola Andalucía para impartir prácticas de empresas a alumnos del último curso de grado.

Electrocosto está muy concienciado con la necesidad que en Córdoba existe actualmente ante la falta de trabajo, y valora a asociaciones como La Lanzadera, donde un grupo de personas se juntan y trabajan en común en la búsqueda activa de empleo.

Electrocosto quiere ser un referente entre la gente joven que está buscando un hueco en el mercado del Marketing Digital, en el cual existe un hermetismo difícil de penetrar.

Se ha formado ya a 8 becarios en prácticas, 4 de ellos que han venido desde Francia
a conocer la empresa, ya que en muy poco tiempo ha llegado a ser un caso de
éxito fuera de nuestras fronteras.