Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. La ecografía vascular en tres dimensiones surge para cuantificar el volumen de la placa de colesterol, por lo que genera un nuevo paradigma en la predicción de las enfermedades cardiovasculares, hasta ahora la principal causa de muerte en el mundo y en España, según informa Salud Digital.

Este ecógrafo en tres dimensiones permite evaluar las placas de colesterol que provocan las obstrucciones que están detrás de la mayoría de infartos e ictus.

Así lo explica a SaluDigital el doctor José María Castellano, responsable de la Unidad del Programa Personalizado de Salud Cardiovascular y de Investigación Cardiovascular de HM CIEC, que se ha convertido en el primer centro integral de enfermedades cardiovasculares europeo en incorporar este sistema a su arsenal tecnológico.

“Las escalas de riesgo que utilizábamos y que clasifican a los pacientes de ‘alto riesgo’, ‘riesgo intermedio’ o ‘bajo’ se basaban en parámetros como el tabaquismo, la edad, la hipertensión, etc., por lo que conocer el riesgo real del paciente era muy limitado”, asegura. “La mayoría de los pacientes que vemos en consulta son de riesgo intermedio, a veces no sabemos qué hacer y tenemos que realizar estudios de imagen”.

En este sentido, HM CIEC se ha vuelto pionero en la implementación de la ecografía vascular 3D, y como recoge el doctor, “hace ya año y medio que se viene usando de forma experimental y se ofrece al público general susceptible de padecer riesgo cardiovascular desde hace apenas tres meses”.

La ecografía 3D permite la visualización y la cuantificación de la carga aterosclerótica con una información más precisa y completa.

Concretamente, se trata de una técnica de imagen no invasiva que explora las arterias superficiales de nuestro cuerpo, evaluando desde la presencia de las primeras alteraciones en la pared de nuestros vasos, hasta fases avanzadas de la enfermedad aterosclerótica. “Consiste en conocer cómo han impactado los diferentes factores en la salud de las arterias. Así podemos saber realmente qué pacientes tenemos que tratar y en cuáles de ellos tendríamos que utilizar tratamiento farmacológico”, señala el profesional de HM CIEC.

El funcionamiento de un estudio 3D vascular se realiza con una sonda específica que proporciona una imagen de los vasos en tan sólo unos segundos, simplificando el estudio de los pacientes. Además, el software de análisis ofrece muchas posibilidades. «Si se detecta aterosclerosis en las arterias, el 3D nos permite evaluar su extensión, severidad y características desde todos los ejes del espacio, dando una información más completa que la que hasta ahora obteníamos con un estudio 2D convencional”, indica el doctor.

El funcionamiento de la ecografía vascular 3D ofrece una ventaja sustancial, más allá de una mejor evaluación de la ateroesclerosis, y es que este tipo de ecografía es una exploración que se puede hacer sobre la marcha, no necesita preparación, y no radia al paciente.

De esta manera, se puede repetir la prueba tantas veces como sea necesario para hacer un seguimiento clínico, por ejemplo, tras iniciar tratamiento con estatinas.

El futuro cardiovascular

Por otra parte, el responsable de la Unidad del Programa Personalizado de Salud Cardiovascular y de Investigación Cardiovascular de HM CIEC afirma que dentro de unos cinco años, esta tecnología va a encontrarse a la cabeza de la medición del riesgo cardiovascular: “En base a los estudios que tenemos, hemos apostado por innovar y ofrecer una solución que se adelanta a su tiempo y que nos va a permitir cambiar el canon de la medición del riesgo cardiovascular.”

«Hemos apostado por una solución que se adelanta a su tiempo y que nos va a permitir cambiar el canon de la medición del riesgo cardiovascular»En este contexto, el especialista sitúa el futuro tecnológico cardiovascular en el desarrollo de equipos multidisciplinares ante el ascenso de la complejidad de los pacientes cardiacos. “En España tenemos la suerte de contar con gran tecnología y con grandes profesionales, tanto en el Sistema Nacional de Salud como en los hospitales privados, que se encuentran apostando por la investigación clínica”, apunta.