Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Sanidad ha incluido la terapia anti-PD-1 pembrolizumab, con el nombre comercial de Keytruda (MSD), en la prestación farmacéutica del Sistema Nacional de Salud (SNS) para el tratamiento en monoterapia de primera línea del cáncer de pulmón no microcítico metastásico (CPNM) con expresión PD-L1 en una proporción del 50% o más y sin mutaciones tumorales positivas de EGFR o ALK.

Se trata del subtipo de tumor que representa el 30% de todos los cánceres de pulmón, según Bartomeu Massuti, secretario del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP). Esta enfermedad afecta a 28.000 personas al año en España, sobre todo hombres, con una tasa de mortalidad que sigue siendo muy elevada.

Es por ello que aún quedan muchos aspectos por mejorar, como reducir el número de afectados, avanzar en los diagnósticos y desarrollar nuevos y más efectivos tratamientos, aunque que en los últimos años estén apareciendo nuevas terapias que consiguen mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes, tal y como ha señalado el jefe de servicio de Oncología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, Luis Paz-Ares.

Asimismo, ha añadido el jefe de servicio de Anatomía Patológica de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, Federico Rojo, resulta también prioritario garantizar a todos los pacientes el acceso a la determinación del biomarcador PD-L1, lograr que esta prueba se haga con la máxima calidad y mejorar la formación de los patólogos en este sentido.

En este contexto hace su aparición Keytruda, que estará disponible a partir del 1 de agosto, y que ha demostrado mejorar la supervivencia global y la supervivencia libre de progresión cuando se administra en primera línea y se compara con quimioterapia.

No se trata de una terapia desconocida, pues ya estaba disponible en España para pacientes adultos con CPNM localmente avanzado o metastásico previamente tratados cuyos tumores expresaran PD-L1 con una proporción de marcador tumoral del 1% o más y que hubieran recibido previamente un régimen de quimioterapia, aunque sí representa una nueva línea terapéutica.

“En el estudio el 45% de los pacientes respondieron al tratamiento, frente al 25% de los que se sometieron a quimioterapia. Además, se ha visto que los que responden a esta inmunoterapia lo hacen durante más tiempo y que la toxicidad es menor”, ha explicado el doctor Delvys Rodríguez, del servicio de Oncología Médica del Hospital Insular de las Palmas de Gran Canaria.

Concretamente, se ha podido demostrar por primera vez que en una población de pacientes con CPNM metastásico seleccionados por su alta expresión de PD-L1 en las células tumorales, se logra reducir en un 40% el riesgo de fallecimiento comenzando el tratamiento con pembrolizumab en vez de con quimioterapia.

“La inmunoterapia ha demostrado que puede convertirse en una alternativa sólida a la quimioterapia en pacientes con cáncer de pulmón, En MSD estamos orgullosos del programa de desarrollo clínico que nos ha permitido llegar hasta aquí, un viaje en el que hemos ido de la mano de oncólogos, patólogos e investigadores, siempre con la mente puesta en mejorar las alternativas de los pacientes con cáncer de pulmón”, ha concluido la directora médica de Oncología de MSD en España, Marivi Tornamira.

TAGS