Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. La natación sincronizada sigue siendo una fuente inagotable de buenas noticias para la natación española. Ona Carbonell se ha colgado este miércoles su segunda medalla de plata en los Campeonatos del Mundo que se están celebrando en Budapest al acabar en segunda posición en la final del solo libre.

La nadadora catalana sólo ha sido superada por la intocable rusa, Svetlana Kolesnichenko (96,1333), que se ha colgado el oro con un gran ejercicio. Pero la diferencia entre ambas apenas ha sido de un punto, tras el espectacular 95,0333 que ha obtenido Carbonell de los jueces. Un ejercicio también para el recuerdo el suyo y para la historia de la natación española. El bronce lo consiguió la ucraniana Anna Voloshyna (93,3000).

En total, son 20 las medallas mundialistas de la catalana, una cifra que le permite alcanzar a Gemma Mengual.

Carbonell ha estado a un magnífico nivel y ha mejorado en casi un punto la puntuación lograda en el preliminar (95,0333 por 94,1667 hace un par de días). La española se la ha jugado sus opciones interpretando ‘Padam’ de Edith Piaf versionada por Ute Lemper, un ejercicio muy particular y diferente en el que la solista catalana ofrece lo mejor de sí misma.