policía nacional

Javier Collado

Supermercados Piedra

Dobuss

CBN. Un agente de la Policía Nacional fuera de servicio ha detenido en la zona centro de la capital cordobesa a un individuo que presuntamente acababa de robarle 10 euros y un teléfono móvil a un joven empleando intimidación el pasado lunes a primera hora de la noche.

Los hechos ocurrieron sobre las 22:00 horas del pasado martes, cuando al parecer un joven que se encontraba caminando por la calle Conde de Vallellano, se le acercaron dos individuos y tras amenazarle le sustraen el dinero y un móvil de alta gama, huyendo a la carrera hacia una parada de autobús, produciéndose en ese momento numerosas voces pidiendo auxilio.

El agente no dudó en cruzar su coche particular delante de un autobús de línea para evitar que huyeran

En ese momento, un policía que se encontraba libre de servicio circulando para la mencionada vía en su coche particular, mientras se encontraba parado en un semáforo, se percató de lo que estaba ocurriendo, y al observar como estos dos hombres se estaban montando en un autobús de línea que se encontraba en esos momentos en la parada, no dudó en cruzar su vehículo particular delante del mismo -donde los presuntos autores se habían ocultado para intentar escapar- y apearse rápidamente del turismo para introducirse rápidamente en el autobús e identificarse como policía nacional.

Estos dos hombres, lejos de deponer su actitud, emprendieron la huida al verse sorprendidos por el agente, escapando por la puerta trasera del autobús y tomando los ambos direcciones opuestas, por lo que el policía, tras iniciar una persecución a pie logro dar alcance a uno de ellos, procediendo a su detención, observando cómo durante la huida había arrojado un teléfono móvil, comprobando además tras un cacheo como portaba entre sus pertenencias 10 euros presuntamente robados a la víctima así como una navaja de pequeñas dimensiones y dos “pollos de lo parecer ser cocaína”

Una vez reducido el ahora detenido, el agente solicitó refuerzos para intentar localizar al otro hombre a través de la Sala Operativa 091, por lo que varios agentes establecieron el correspondiente dispositivo para intentar localizar al segundo autor si bien el mismo resultó infructuoso, por lo que la investigación continúa abierta a la espera de la detención de esta persona.